La nueva marca de Concha Díaz del Río, CXC, reinventa la joyería tradicional. Irrumpió en el mercado con una estética única y atemporal, caracterizada por la atención en el detalle, la originalidad, la búsqueda de la armonía en las proporciones y la máxima calidad.

Conócenos

Conócenos

La fundadora

Concha Díaz Del Río


Ya puede estar nublado, despejado, llover, nevar… El Sol siempre sale. Cada amanecer vuelve a regarnos con su luz. No puede evitarlo. Es su razón de ser. Al igual que para Concha Díaz del Río el crear es una necesidad. Una prolongación de su esencia.


El Sol, con su presencia genera paisajes que los artistas intentan reproducir. Concha sueña, proyecta y compone fábricas de belleza, marcas conocidas por todos y reconocidas en el exigente sector del diseño de complementos y joyería. Marcas como Acherón (1985- 1996), Uno de 50 (1996-2011) y Nº3 (2011- 2014), todas fundadas por Concha Díaz del Río y de las que fue su Directora Creativa.


Y como un sol que no puede detenerse en su producción de paisajes, Concha, después de una “noche” de descanso, vuelve a amanecer en con “CXC”.


Construyendo CXC

Nuestro equipo


Si Concha Díaz del Río es el alma de CXC, la energía de la empresa es nuestro Equipo Humano, conformado por un grupo de profesionales en todas las áreas de la empresa.


Nuestra gente de dirección y contabilidad manejan los números, datos, proyectos, encargos, hándicaps y clientes como si se tratase del guion del capítulo más complejo de Juego de Tronos. Y sin perder jamás la sonrisa.


El diseño gráfico, fotográfico y artístico corre a cargo… no, mejor decir que “vuela” a cargo de unas neuronas capaces de sacar lo mejor de la creación artística, fundiéndolo con las ventajas que ofrece la técnica.


Todo ello lo desarrollamos desde la ciudad de Madrid (España).